5 de abril

Publié le par Itxaso

En la universidad, tengo un profesor de italiano que me cae bastante bien. Voy a su clase para majorar mi nivel, es como una clase extra, como oyente libre, para reemplazar las clases de italiano de la asociación a la que no voy este año, porque esto supondría ir a la ciudad donde tengo mi puesto de trabajo, y eso no quiero. Al principio pensaba: "Bueno, te pones más trabajo aún, ¿no tenías planeado pasar un año tranquilo?". Sí, eso pensaba, pero al final, resulta que es la clase que prefiero.

Es verdad que como no formo parte del grupo -con el que sin embargo vuelvo a reunirme para la asignatura optativa, elegí otra clase de italiano -, y como nunca estudié el italiano en la universidad, no me atrevo a participar. Sin embargo, cuando sé algo, lo digo, y él, el profe, me interroga de vez en cuando. Desde hace algunas semanas, él ya no me interroga, pero no me molesta.

El miércoles pasado, vino a verme para decirme que no se atrevía a interrogarme, y que yo tenía que "designarme" más.

La verdad es que me quedé un poco atónita después de tales palabras.

Ahora, creo entender. El profesor es gay, estoy casi segura; cuando me dice que me designe, a lo mejor quiere decir que atreva a afirmarme y a ser lo que soy. Es decir una mujer ... Me gustaría decir gay, me encanta esta palabra aunque, y lo lamento, se aplica más a los hombres. En "homosexual", hay "sexo", y el amor no es sólo sexo. 


Pour être informé des derniers articles, inscrivez vous :
Commenter cet article