21 de noviembre

Publié le par Itxaso

Menos mal, hay la universidad.

 

Me aferro a los estudios como si fuera mi salvación.

 

Es muy extraño: mientras trabajas, no tienes tiempo para pensar, no tienes tiempo para sufrir, no tienes tiempo para estar triste.

 

Menos mal, hay la universidad. No sé aún sobre qué tema va a tratar mi memoria, pero este año es un año de descanso.

 

En optativa, sigo las clases de italiano. ¿Sabes que me publicaron un relato de viaje en un periódico local? En italiano, sí. Mira el número Ottobre 2010


Pour être informé des derniers articles, inscrivez vous :
Commenter cet article