15 de julio

Publié le par Itxaso

Hoy fui a este bar:link; es un bar en el trabajan personas sordas.
En este bar, hay un camarero muy simpático, pero él no es sordo, "habla" la lengua de signos, pero él es más bien el que ayuda a los sordos en su trabajo, creo incluso que les enseña el trabajo.

Pues hoy, el camarero este no estaba en el bar. ¿A lo mejor está de vacaciones? Pero, ¿cómo es posible que este hombre no esté? Cuando tomé la decisión de ir a este bar, ya me imaginaba saludándole, preguntándole qué tal. Y no, nada, no está.
No sé, yo estoy de vacaciones, llevo más o menos la vida que quiero y tengo la impresión de que el mundo que me rodea no cambiará nunca, no puede cambiar. Más: no tiene que cambiar.

Sino mi propio mundo se derrumba. Y eso, no lo quiero.


Pour être informé des derniers articles, inscrivez vous :

Commenter cet article