10 de mayo

Publié le par Itxaso

Me acuerdo ... cuando hacía mis estudios en una ciudad del sur de Francia ... me acuerdo que había ido al supermercado. Cuando salí, un chico se me acercó para venderme algo, una revista o algo así para los sin techos, los sordomudos o lo que sea.

Me sentí agobiada, el chico me seguía y dije: " Déjame en paz, mi madre acaba de morir y me siento fatal". Entonces, el chico me miró, me tendió la revista y me dijo: "Te la regalo". Lo miré alejarse y eché a llorar. Mi madre no había muerto, había mentido.

Conservé la revista algún tiempo, y después la tiré.

 

Pienso de vez en cuando en aquel episodio, puede pasar que de vez en cuando mienta de este modo (pero nunca más con la muerte de mi madre), entonces me miro a la cara, y pienso: "A lo mejor, no mentiste, a lo mejor, lo que cuentas es verdad, pero no te diste cuenta ...".

 

A lo mejor, mi madre murió, pero yo no me he dado cuenta. Ni siquiera me he dado cuenta.


Pour être informé des derniers articles, inscrivez vous :
Commenter cet article